Procedimientos cognitivos en la preparación de la nueva encuesta de discapacidad del INE – EnR?|

Procedimientos cognitivos en la preparación de la nueva encuesta de discapacidad del INE

Procedimientos cognitivos en la preparación de la nueva encuesta de discapacidad del INE

Rogelio Pujol Rodríguez. Subdirección General de Recogida de Datos, Instituto Nacional de Estadística

La Conferencia europea sobre calidad de las estadísticas oficiales (Q2018), tiene como objetivo presentar diferentes enfoques e ideas para implementar un código de buenas prácticas en las estadísticas europeas, reforzar la calidad de las mismas utilizando los mejores principios y prácticas internacionales y presentar nuevas áreas de desarrollo del sistema europeo de estadísticas. La última edición se ha celebrado en Cracovia (Polonia) en junio de 2018. El Instituto Nacional de Estadística (INE) participa habitualmente en estos encuentros, aporta su experiencia y actualiza procedimientos junto a otros colegas europeos encargados de las estadísticas oficiales. Presentamos uno de los procedimientos cognitivos que se han trabajado para la preparación de la nueva encuesta de discapacidad.

El INE ha realizado tres grandes operaciones estadísticas sobre discapacidad: Encuesta sobre Discapacidades, Deficiencias y Minusvalías (EDDM, 1986), Encuesta sobre Discapacidades, Deficiencias y  Estado de Salud (EDDES, 1999), y la Encuesta sobre Discapacidad, Autonomía personal  y situaciones de Dependencia (EDAD, 2008). Ahora está trabajando en la nueva EDAD, una investigación a nivel estatal  que está incluida en el Plan Estadístico Nacional 2017-2020. La EDAD tiene como objetivo recoger datos de las características y situación de las personas con discapacidad residentes en España.

Desde la última EDAD, la realizada en 2008, han ganado terreno nuevos métodos de recogida de datos como, por ejemplo, recogida por internet (CAWI: Computer-assisted Web Interviewing), por teléfono (CATI: Computer-assisted Telephone Interviewing). El INE está realizando una prueba o encuesta piloto previa a la recogida de información de la nueva EDAD, con la finalidad de probar varios tipos de cuestionario (distintas formulaciones de preguntas de discapacidad y distintas opciones de respuesta), y con el propósito último de reducir la carga de trabajo de los informantes y captar los hogares donde viven personas con discapacidad y sus tipos de discapacidades.

Como paso previo a esta encuesta piloto, la Subdirección General de Recogida de Datos del INE ha realizado un pretest cognitivo  (estudio cualitativo) sobre diferentes cuestionarios a probar para evaluar el comportamiento de los informantes cuando responden y reducir los errores de medida, optimizando así la información obtenida a través del  cuestionario.

De entre los procedimientos que conforman el pretest cognitivo, el INE se centró en las llamadas entrevistas cognitivas, consistentes en administrar un borrador de cuestionario prestando atención a la verbalización de los pensamientos de los participantes y sus dificultades al completar el cuestionario (por ejemplo, con la redacción de las preguntas, términos técnicos, referencias de tiempo, información faltante, etc.)

La muestra de participantes siguió un criterio estructural basado en la edad, el género y el nivel educativo pues se quería identificar perfiles de personas cuyas características pudieran tener un impacto principalmente en dos asuntos: en su actitud al completar el cuestionario y en su visión de la discapacidad y la dependencia. Estos fueron llamados para participar en el estudio; unos fueron entrevistados en modo CAWI y otros en modo CATI. En ese momento no se les dio ninguna pista del tema para no influir en ellos de antemano y se les informó sobre el secreto estadístico, con respecto a la confidencialidad del estudio.

En entrevistas CAWI el encuestado realizaba el cuestionario en una sala de informática con acceso a Internet y, mientras tanto, nuestro equipo estaba en una sala contigua monitorizando su comportamiento por medio de videoconferencia. Al final, un miembro del equipo preguntaba al encuestado sobre los sentimientos y dificultades experimentados al responder. Esta entrevista personal también se realizó en entrevistas CATI, en la sede del INE, el mismo día o el día posterior a la cumplimentación del cuestionario.

Como resultado de estas entrevistas se modificó la redacción de algunas preguntas; se advirtió, por ejemplo, una mala traducción del inglés de la conocida pregunta del indicador GALI (Nota) y se decidió por uno de los modelos de cuestionario, aquel de respuesta gradual a la discapacidad, frente al cuestionario de preguntas con respuestas dicotómicas (Sí/No). También se comprobó que, en general, los proxies o informantes (personas autorizadas que contestan por quien no puede responder al cuestionario por diferentes motivos), en concreto padres y madres, restan importancia a la discapacidad de su hijo. También se comprobó la utilidad de los ejemplos dados al final de cada pregunta de discapacidad, que permiten a los informantes encontrar su dificultad específica y responder afirmativamente, por tanto, a la dificultad por la que se les está preguntando. La inclusión de estas y otras experiencias es positiva en la mejora de las operaciones estadísticas que desarrolla el INE.

Nota: El indicador GALI (Global Activity Limitation Index), se obtiene de la encuesta europea EU SILC (European Union Statistics on Income and Living Conditions ), y se construye desde la pregunta “Durante al menos los últimos 6 meses, ¿en qué medida se ha visto limitado debido a un problema de salud para realizar las actividades que la gente habitualmente hace?”

0 Comentarios

Aún no hay comentarios

Puedes ser el primer comentario de este artículo!

Responder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.