La revolución de las canas

La revolución de las canas

Es el título de un libro recientemente aparecido sobre las oportunidades económicas en torno al envejecimiento demográfico. Su objetivo es plantear en positivo las consecuencias del incremento del número y proporción de personas mayores y enfrentar este optimismo particular a la visión más alarmista que domina muchas veces en la sociedad.

Dos especialistas en finanzas, seguros y economía son sus autores: Antonio Huertas e Iñaki Ortega, que proceden de la compañía Mapfre (Presidente) y de la Deusto Business School (Director), respectivamente, apoyados por sus equipos en la labor de documentación y revisión. Utilizan un lenguaje ameno y directo. Está publicado por Gestión 2000, del Grupo Planeta.

Tras señalar brevemente los efectos negativos del envejecimiento, los autores describen ampliamente los efectos positivos. Entre aquellos se encuentran: reducción de la dinámica de crecimiento de la población, disminución (futura) de la fuerza de trabajo, pérdida de dinamismo de la economía, mayores gastos en salud, y potencialmente en pensiones, y repercusiones en el consumo y ahorro.

La originalidad de este libro es el desgrane de los efectos positivos del proceso de envejecimiento demográfico:

  1. Incremento de la vida laboral, suponiendo un retraso de la edad de jubilación,
  2. Incremento de la productividad, si las nuevas generaciones traen mejor formación y aprendizaje,
  3. Nuevos nichos de actividad económica en sectores tradicionales y en otros nuevos.

La enumeración de estos nichos puede considerarse la gran aportación del libro. Los autores aportan ideas, iniciativas, sugerencias sobre sectores económicos actuales y los que están en ciernes: ocio y turismo, salud (nuevas profesiones, medicina personalizada, industria biomédica y farmacéutica), cuidados, vivienda (adaptación, residencias, nuevas formas de alojamiento), educación, tecnología (amplísimo campo donde se cita desde la telemedicina, la monitorización y la domótica), finanzas y seguros (planificación financiera, planes de ahorro), y finalmente sobre consumo y servicios.

Añaden un capítulo sobre las consecuencias que el envejecimiento puede tener en las “nuevas” ciudades, en línea con las políticas de ciudades amigables y adaptadas para los mayores de la OMS.

Transmiten un mensaje de compromiso. El desarrollo de esas oportunidades económicas deben venir acompañadas de un cambio cultural: la población ha de ser previsora y poner la capacitación y el aprendizaje a lo largo de la vida como objetivo o foco de atención. Esta responsabilidad recae en los propios individuos, las empresas y los gobiernos.

Referencia:

Iñaki Ortega, Antonio Huertas: La revolución de las canas. Ageingnomics o las oportunidades de una economía del envejecimiento. Barcelona, Gestión 2000, 2018, 249 p.

0 Comentarios

Aún no hay comentarios

Puedes ser el primer comentario de este artículo!

Responder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.