Suficiencia y adecuación de las pensiones en la Unión Europea, 2018

Suficiencia y adecuación de las pensiones en la Unión Europea, 2018

 
The 2018 Pension Adequacy Report: current and future income adequacy in old age in the EU.
Volume I   Volume II
Preparado por la Comisión Europea y el Comité de Protección Social. (Publicado, 26-4-2018).
Informe sobre adecuación de las pensiones en la Unión Europea, 2018. El volumen I recoge un análisis comparativo sobre la suficiencia y adecuación de las pensiones en la Unión Europea-28; el volumen II es la descripción detallada de los sistemas de pensiones en cada uno de los 28 países de la Unión Europea. Se entiende por adecuación el cómo las pensiones, actuales y futuras, ayudan a mantener los ingresos de hombres y mujeres a lo largo de su período de jubilación y evitan la pobreza en la vejez.
Hechos destacables del Informe:

  • El 18,2% de las personas mayores (65+ años), es decir, 17,3 millones en la Unión Europea (a 28 países), permanecen en riesgo de pobreza o exclusión social (2016), aunque hay 1,9 millones menos que en 2008. Las pensiones, principal fuente de ingresos en la vejez, son la clave para evitar la pobreza.
  • Las mujeres encaran un riesgo de pobreza más alto que los hombres, aunque hay diferencias significativas entre países. En promedio un 20% de ellas están en riesgo de pobreza o exclusión social, comparado con el 15% de los hombres. Es más probable que las mujeres mayores vivan más, solas y con pensiones más bajas. Incluso con carreras laborales parecidas sigue existiendo una brecha, con pensiones más altas en hombres. La brecha persistirá aunque se está estrechando.
  • El riesgo de pobreza o exclusión social aumenta con la edad, pues crecen las necesidades pero se erosiona el valor de las pensiones a lo largo de la jubilación.
  • Aunque las pensiones, junto con los impuestos, ayudan a asegurar una distribución más equitativa de los ingresos de jubilación entre las personas que los ingresos obtenidos durante la vida laboral, sin embargo la desigualdad entre los mayores persiste por una profundización de la pobreza en la vejez.
  • La duración de la vida laboral se está incrementando, pero se espera que la duración del período de jubilación crezca más rápido, pues la esperanza de vida a estas edades continúa aumentando.
  • Las personas auto-empleadas, autónomos o en trabajos no estándar encaran unas condiciones menos favorables para acceder a derechos de pensión que los empleados fijos y a tiempo completo.
  • A veces las carreras laborales se rompen por razones sociales, en relación con el desempleo, el cuidado de los hijos, el cuidado de miembros de la familia dependientes o por la propia situación de discapacidad. Esto se traduce en pensiones más bajas.
  • La gente permanece ahora más tiempo en el mercado laboral, debido a un retraso en la edad de jubilación en la mayoría de los países, motivado por las reformas afrontadas en el sistema de pensiones. Aumenta un poco la proporción de personas ya mayores que continúan en activo, lo que puede ser atribuido a que las nuevas cohortes que llegan a estas edades tienen mayores niveles educativos, mejores puestos de trabajo y continúan en ellos tras alcanzar la edad estatutaria de jubilación.
  • La prolongación de la vida laboral será vital para permitir que hombres y mujeres consigan pensiones adecuadas. Los que se jubilen hacia 2056 tendrán pensiones más bajas comparadas con sus ingresos del trabajo que los que se jubilan ahora.
  • El acceso a los servicios públicos y otras fuentes de riqueza condicionan los estándares de vida de las personas mayores. Una alta proporción de éstas tienen casa en propiedad.

El Informe señala algunas recomendaciones:

  • A pesar de las mejoras no hay lugar para la complacencia de los gobiernos para conseguir pensiones suficientes y adecuadas. Para asegurar las pensiones futuras se precisan mejoras adicionales.
  • Las desigualdades de ingresos y situaciones entre los pensionistas permanecen y requieren una atención política específica.
  • Anima a promover un reparto por igual de las responsabilidades de cuidado entre hombres y mujeres, pues es crucial para alcanzar las mismas oportunidades para adquirir derechos de pensión.
  • El aprendizaje a lo largo de la vida laboral es una forma de asegurar mejores ingresos futuros en las pensiones.
  • Aconseja a proveer un entorno laboral seguro y saludable a los trabajadores.
  • Anima a ajustar (retrasar) las edades de jubilación y a recompensar las jubilaciones tardías. De la misma forma, desanima las jubilaciones tempranas o anticipadas.
  • Apuesta por sistemas de pensiones complementarios, esquemas de pensiones suplementarios bien diseñados para conseguir pensiones adecuadas.
  • Evaluar la suficiencia y adecuación de las pensiones requiere continuos estudios y análisis. El próximo Informe sobre adecuación de las pensiones, el cuarto, está previsto para 2021.

0 Comentarios

Aún no hay comentarios

Puedes ser el primer comentario de este artículo!

Responder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.