¿Hacia un registro de personas institucionalizadas?

¿Hacia un registro de personas institucionalizadas?

 

Antonio Abellán García, Pilar Aceituno Nieto, Ana Belén Castillo Belmonte, Isabel Fernández Morales, Diego Ramiro Fariñas. Envejecimiento en Red, Departamento de Población, CSIC.

 

La irrupción de la pandemia de covid-19 en las residencias de personas mayores ha puesto de manifiesto la escasez de información existente sobre estos establecimientos y las personas y empleados que en ellos viven o trabajan. El objetivo de este artículo es poner de manifiesto la necesidad de esta información y a la vez contrastar los escasos datos existentes sobre residentes que proceden de dos fuentes: Envejecimiento en Red-CSIC e Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso).

Antecedentes. El Ministerio de Sanidad mantiene el Registro de Altas Hospitalarias, también conocido como CMBD (conjunto mínimo básico de datos al alta). Constituye la mayor base de datos administrativa sobre pacientes hospitalizados y la principal fuente de información sobre morbilidad atendida, conteniendo información muy valiosa sobre múltiples aspectos de la actividad hospitalaria. Funciona desde hace años y es una fuente de información para estudios epidemiológicos (RAE-CMBD).

Por su parte, el Instituto Nacional de Estadística (INE) realiza la Encuesta de morbilidad hospitalaria, una operación estadística de periodicidad anual, con información sobre las altas hospitalarias con internamiento. Tiene como principal objetivo conocer las características demográfico-sanitarias de los enfermos que hayan ingresado en un centro hospitalario, así como disponer de información a nivel nacional, por comunidades autónomas (CCAA) y provincias, sobre la frecuencia y utilización de los recursos hospitalarios. Ofrece microdatos de los registros individualizados (anonimizados). Es un buen complemento del CMBD (1).

Es decir, hay experiencia en registros administrativos de gran utilidad. Con estos antecedentes podemos preguntarnos: ¿para cuándo un sistema de registro permanente de personas institucionalizadas en centros residenciales, especialmente residencias de personas mayores?

Mientras se consigue este sistema de registro, la reciente publicación por parte del Imserso del “Reporte nº 1. Enfermedad por coronavirus (covid-19) en centros residenciales, actualizado a 21-2-2021”, es una referencia en el camino de ese sistema permanente. De momento sus datos son agregados a nivel de comunidad autónoma, remitidos por las comunidades autónomas con información proccedente de las residencias, y nace ligado a la pandemia de coronavirus, pero podría ser el germen de una base de datos administrativa de residentes. ¿Mantendrán esa disciplina de información las residencias y las diferentes consejerías de las CCAA cuando haya descendido la presión pandémica?

 

Contraste de resultados. Mientras se estabiliza el procedimiento, los datos de residentes en ese primer reporte son una buena ocasión para contrastar resultados de dos fuentes: los del Reporte nº 1 del Imserso y nuestros datos de personas mayores que viven en residencias (Envejecimiento en Red-CSIC).

Procedimiento de obtención de datos de residentes. Por una parte, el reporte del Imserso recoge datos de personas que viven en centros residenciales, además de información sobre contagios y fallecimientos por covid-19, que es realmente el foco principal de su interés como reza su título. Los datos son agregados y proceden de comunicación directa desde las CCAA (Consejerías de Asuntos Sociales y de Sanidad), comunicados por los directores de las residencias; además de otros procedimientos relacionados con covid (sin que nos conste el alcance y la extensión de este procedimiento). Envían a su vez esos datos al Imserso, que los verifica y complementa con otra información (2). Ofrece datos nacionales y desglose territorial por CCAA, y en especial de uno de los tipos de esos centros, el de residencias de personas mayores (R1), que es el tipo más frecuente, con mayor número de establecimientos y residentes, y el que utilizamos en este artículo.

Por otra parte, la información de Envejecimiento en Red procede de una estimación basada en la encuesta que regularmente se envía a todas y cada una de las residencias de personas mayores de España. Esta operación general se explica en nota (3). La respuesta a la última encuesta de 2020 ha sido elevada: 68,6% de las residencias completaron nuestro formulario. Con la información previa y las respuestas se actualiza cada registro de residencias en nuestra base de datos. En esta ocasión se preguntó por nivel de ocupación con referencia a septiembre de 2020, al que respondieron el 65,0% de las residencias (4). Con las respuestas de plazas y residentes se obtiene un patrón de ocupación media que se asigna a las residencias que no respondieron, pero de las que conocemos las plazas totales; los detalles se presentan en nota (5).

Resultado de la comparación. La Tabla 1 recoge las cifras de personas que vivían en residencias de personas mayores de acuerdo a estas dos fuentes. Según Envejecimiento en Red la estimación de residentes, con referencia a septiembre de 2020, era de 312.894 personas (columna a); esta cifra ya no recoge obviamente los fallecidos en residencias por la pandemia de covid hasta esa fecha.

Según el Reporte nº 1 del Imserso, el número de residentes en promedio en 2020 sería 310.624 (columna b); esta cifra es una estimación nuestra y procede de añadir a los residentes declarados a 15-2-2021, comunicados por las CCAA (columna c), los residentes fallecidos con covid (columnas d y e) (6). Esta estimación equivaldría a la ocupación total en residencias hacia marzo de 2020, en el supuesto de no considerar entradas o salidas desde o hacia domicilios familiares en este tiempo, ni de fallecimientos por otras causas.

Como conclusión. El reporte del Imserso es una referencia en el camino hacia un registro de personas institucionalizadas. La utilidad de datos sólidos sobre esta población está fuera de dudas. Mientras se discute sobre la mejor manera de gestionarlos, las cifras presentadas en ese reporte y por Envejecimiento en Red permiten una aproximación a una de la magnitudes del asunto: la cifra total de residentes. A pesar de que los procedimientos y las fechas de referencia son diferentes, existe una sintonía en los resultados de ocupación de residencias de personas mayores entre ambas fuentes, excepto en el caso de Andalucía. Realmente se basan en datos aportados por los directores de cada residencia, por una parte a Envejecimiento en Red-CSIC (encuesta), y por otra, a las Consejerías de las CCAA, que añaden otros datos al flujo de información y los presentan agregados al Imserso. La finalización de la campaña de vacunación en residencias permitirá conocer datos de residentes de cada residencia, si se publican, y confirmar nuestras estimaciones.

 

NOTAS

(1) Además, el INE realiza bianualmente, en el área de condiciones de vida, la Encuesta sobre centros y servicios de atención a personas sin hogarLa Encuesta sobre centros y servicios de atención a personas sin hogar tiene como principal objetivo el estudio de diferentes características de los centros de atención a las personas sin hogar, la población atendida, como otras características relacionadas con aspectos económicos y de funcionamiento, los recursos humanos, los períodos de actividad habitual, así como la capacidad y ocupación.

(2) Acerca del Reporte del Imserso: Se elabora con los datos agregados remitidos por las CCAA sobre la situación de los centros residenciales de su territorio. Se desconoce la operativa desarrollada por cada una de ellas para recabar esta información y comunicarla al Imserso. Los centros residenciales son de tres tipos: R1, residencias de personas mayores; R2, centros residenciales para personas con discapacidad; R3, otros alojamientos permanentes de servicios sociales para estos colectivos. Los trabajos de recogida y sistematización son llevados a cabo conjuntamente por el Imserso (del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030), Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, CCAES, (del Ministerio de Sanidad) y el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) (del Ministerio de Ciencia e Innovación). Están siendo remitidos regularmente por el ISCIII para su posterior publicación en: https://www.ecdc.europa.eu/en/Covid-19. De la nota del Reporte nº 1.

Conviene revisar las notas de datos faltantes de algunas comunidades autónomas en el Reporte nº 1.

(3) Operación de encuesta desde Envejecimiento en Red, Departamento de Población, CSIC. Previamente al envío de la encuesta de septiembre de 2020, se revisaron los repositorios de información sobre estos recursos sociales de cada comunidad autónoma (páginas web, buscadores, listas) y se actualizó nuestra base de datos. Posteriormente, se realizó una encuesta postal a las 5.567 residencias para personas mayores de España. Se sugirió la fecha de septiembre de 2020 como referencia para la información solicitada; pero se estuvo recibiendo información entre septiembre y diciembre de 2020; esto es importante para interpretar la pérdida de residentes, pues la pandemia de covid siguió ocasionando muertes durante todo ese período. Con ello se actualiza nuestra base de datos. Parte de la información recogida en nuestra base de datos procede de encuestas anteriores: oleadas de abril-2015, junio-2017, abril-2019 y septiembre-2020). Véanse posts: residentes y empleados 9-2-2021, estimación 5-1-2021 (modificado 13-1-2021), nivel de ocupación 29-12-2020 (modificado 13-1-2021).

(4) Agradecemos a los directores de residencias este alto nivel de respuesta, más meritorio por la presión a la que se han visto y se ven sometidos por la pandemia de covid-19 y sus consecuencias en pérdida de vidas y otras implicaciones laborales, de gestión, de relaciones con las familias, y problemas de diversa naturaleza en los residentes.

(5) Este procedimiento de estimación de la ocupación en residencias se calcula por comunidad autónoma, desagregando por tamaño de las residencias (menos de 25 plazas, 25-49, 50-99 y 100 y más); en cada uno de los tamaños, se obtienen los patrones de ocupación de aquellas residencias que han respondido a la cuestión sobre ocupación de nuestra encuesta, y se asignan esos patrones a las residencias que no han respondido a la pregunta. De esta forma se obtiene la estimación total de ocupación por niveles de tamaño, CCAA y nacional. Este procedimiento es una debilidad de la estimación pero cubre la falta de información existente.

(6) Fallecidos con virus confirmado hasta esa fecha (columna d) y los fallecidos con covid sin confirmar durante la primera ola de la pandemia (columna e); a partir del 23-6-2020 los fallecidos covid son reportados con prueba diagnóstica, según nota del reporte del Imserso.

 

0 Comentarios

Aún no hay comentarios

Puedes ser el primer comentario de este artículo!

Responder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.