Día Mundial sin Tabaco 2019. Tabaco y salud pulmonar

Día Mundial sin Tabaco 2019. Tabaco y salud pulmonar

De la Nota de prensa de la OMS y otra información

El 31 de mayo de cada año, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y sus asociados mundiales celebran el Día Mundial Sin Tabaco. La campaña anual es una oportunidad para concienciar sobre los efectos nocivos y letales del consumo de tabaco y la exposición al humo del tabaco ajeno, y para disuadir de su consumo en cualquiera de sus formas.

La proporción de muertes por cáncer de pulmón, bronquios y tráquea en España es similar a la media europea. Una de cada cinco muertes por cáncer es debida al de pulmón. En el caso de España, 22.121 de 113.266, en 2017; y siete de cada diez de estas muertes (15.415) se producen en la vejez. Malos hábitos, y sus consecuencias, perduran a lo largo de la vida. Las figuras 1 y 2 presentan para España el patrón de mortalidad por causa (agrupadas) y grupo de edad, diferenciando hombres y mujeres; la figura 3 indica el total de defunciones por sexo y edad ocurridas en 2017. (Véase “Un perfil de las personas mayores en España 2019“, capítulo 2).


Formas en que el tabaco pone en peligro la salud pulmonar

Cáncer de pulmón. Fumar tabaco es la principal causa del cáncer de pulmón, responsable de más de dos tercios de las muertes por cáncer de pulmón en todo el mundo. La exposición al humo de tabaco ajeno en el hogar o en el lugar de trabajo también aumenta el riesgo de cáncer de pulmón.

Enfermedades respiratorias crónicas. Fumar tabaco es la causa principal de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). El riesgo de desarrollar EPOC es particularmente alto entre las personas que comienzan a fumar a una edad temprana.

A lo largo de la vida. Los bebés expuestos en el útero a las toxinas del humo de tabaco, a través del tabaquismo materno o de la exposición materna al humo ajeno, experimentan con frecuencia una disminución del crecimiento de los pulmones y de la función pulmonar. Los niños pequeños expuestos al humo de tabaco ajeno corren el riesgo de agravamiento del asma, la neumonía y la bronquitis, así como infecciones frecuentes de las vías respiratorias inferiores.

Contaminación del aire. El humo del tabaco es una forma muy peligrosa de contaminación del aire de interiores: contiene más de 7000 sustancias químicas, 69 de las cuales se sabe que causan cáncer. Aunque el humo puede ser invisible e inodoro, puede permanecer en el aire hasta cinco horas, poniendo a las personas expuestas en riesgo de desarrollar cáncer de pulmón, enfermedades respiratorias crónicas y reducción de la función pulmonar.

Llamamiento a la acción

La salud pulmonar no se logra simplemente por la ausencia de enfermedades. El humo del tabaco repercute de manera importante en la salud pulmonar de los fumadores y no fumadores en todo el mundo.

Para alcanzar la meta de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de reducir en un tercio la mortalidad prematura por enfermedades no transmisibles para 2030, el control del tabaco debe ser una prioridad para los gobiernos y las comunidades de todo el mundo.

Los padres y otros miembros de la comunidad también deben tomar medidas para promover su propia salud y la de sus hijos protegiéndolos de los daños causados por el tabaco.

0 Comentarios

Aún no hay comentarios

Puedes ser el primer comentario de este artículo!

Responder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.