Algunos recursos para que los mayores dependientes mantengan la forma física y la salud mental durante el confinamiento

Algunos recursos para que los mayores dependientes mantengan la forma física y la salud mental durante el confinamiento

Numerosos profesionales que se dedican al cuidado y a la atención de  personas mayores dependientes, están ofreciendo estos días recursos y consejos para que los mayores que no pueden seguir acudiendo estos días a sus especialistas y centros de día de referencia puedan mantener una rutina de cuidados, con el apoyo de sus familiares. Isabel Fernández, de Envejecimiento en red del CSIC ha hablado de ellos en el programa de RNE Juntos paso a paso en el que participa semanalmente, y que podéis escuchar desde este icono.

Los centros de día han decidido clausurar como medida preventiva durante esta crisis del coronavirus para evitar contagios. Los centros de día son un gran apoyo diario para muchos mayores que necesitan apoyos y que aún no son totalmente dependientes. Estos espacios les permiten pasar unas horas del día recibiendo atención y cuidados sin desvincularse de su entorno familiar. Un centro de día ofrece servicios de asistencia diversos a cargo de equipos médicos, enfermería, auxiliares de geriatría, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales y psicólogos, entre otros profesionales.

Ahora que estos centros están clausurados como medida preventiva anta la pandemia COVID-19, tratan de mantener el contacto con sus usuarios y familias a través de Internet, entre otros medios, ofreciendo guías, infografías, consultas o vídeos para que puedan seguir cuidándose en casa. Una de las opciones son los vídeos para favorecer la estimulación física desde casa. Es decir, clases de gimnasia para mayores que se pueden realizar en casa solos o acompañados

Ella es Rebeca Fernández, coordinadora de los servicios de fisioterapia de los centros de día STIMA. La buena forma física es importante para mantener la mayor autonomía posible en casa.

En los vídeos de STIMA plantean ejercicios de calentamiento y estiramientos con los que el mayor tendrá que prepararse para el ejercicio o relajarse después de la actividad y evitar lesiones futuras. Las dinámicas propuestas trabajarán los miembros superiores e inferiores de su cuerpo.  Los ejercicios que se plantean son muy sencillos. Y también se proponen diferentes ejercicios de marcha. Siempre en casa, buscando un espacio despejado y cómodo, una habitación, vestíbulo o pasillo. Además, en los vídeos plantean diferentes ejercicios adaptados teniendo en cuenta las posibles limitaciones de movilidad de los usuarios. Y no olvidan que también hay mayores que no pueden moverse de la cama, ni hacerlo de forma autónoma porque presenten un deterioro avanzado. Así, en los vídeos también se pueden aprender dinámicas de movilización de todas las partes del cuerpo y se explica cómo tienen que ser para una correcta ejecución por parte del familiar o acompañante que esté con el usuario

Recomendaciones sobre salud mental

Si bien, cualquiera de nosotros podemos sentir miedo, nerviosismo, agitación, dificultad para desarrollar tareas cotidianas, incertidumbre, etc., en general, malestar emocional ante esta situación de confinamiento y riesgo de enfermar por COVID-19, las personas mayores, especialmente las que sufren algún tipo de deterioro cognitivo pueden ser más vulnerables y mostrar agitación o conductas agresivas.

Entre los consejos no se olvida la salud mental de las personas mayores y sus cuidadores. Se presentan decálogos (por ejemplo, Decálogo para afrontar psicológicamente el coronavirus en mayores con deterioro cognitivo y sus familias, del equipo de especilistas de STIMA). Y prácticas infografías, como  las que está desarrollando Matia Fundazioa (gestiona centros de días y centros residenciales en Guipuzkoa, y además se dedica a la investigación en cuidados y mayores); entre otra extensa documentación sobre COVID-19 que desarrolla y ofrece en su web para profesionales, familiares y mayores.

En casa viviendo con una persona con demencia. ¿Qué hago si…? La persona tiene conductas agresivas.

Matia Fundazioa

En casa viviendo con una persona con demencia. ¿Qué hago si…?. Tiene manifestaciones de agitación.

Matia Fundazioa

Podemos destacar los consejos que hacen referencia a personas mayores con deterioro cognitivo.  Estas guías están elaboradas por su equipo de psicólogos con Cristina Buiza y Pura Díaz Veiga a la cabeza.  De momento han publicado dos en su web y redes sociales, pero van a ir elaborando más. En la primera hablan de qué hacer si la persona mayor con la que convives tiene demencia y presenta conductas agresivas. En este caso lo primero que proponen son sencillas técnicas para tratar de prevenirlas, manteniendo rutinas y actividades cotidianas, un entorno agradable y seguro y hablando con calma distrayéndoles si comienzan a alterarse. Si han aparecido las conductas agresivas, proponen los siguientes pasos que podemos resumir en calma, escucha, cariño, contacto físico de modo personalizado según sea cada cual, abordar por delante, de cara, ofrecer distracción hacia algo placentero, firmeza y cuidado. E importante, pedir ayuda a profesionales o urgencias si hace falta y en casos difíciles puede ayudar salir a la calle. Para ello se puede solicitar al médico de cabecera un documento que justifique la necesidad de la salida.

0 Comentarios

Aún no hay comentarios

Puedes ser el primer comentario de este artículo!

Responder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.